“ESCENARIO CENTRAL PARA UCRANIA”

 Alex Fuste, Economista Jefe Andbank Private Bankers

Aun a riesgo de parecer inmodesto (por la dificultad que conlleva este tema), créanme, es necesario empezar a barajar escenarios por la importancia de lo que está en juego.

Quien decida acomodarse bajo la excusa de que, “tratándose de una cuestión política cuyo resultado es imposible de predeterminar, mejor no opinar y esperar”…, ése individuo muy probablemente sufra algún tipo de perjuicio. Bien sea por perder una gran oportunidad de inversión, o en el peor de los casos, por no haber adaptado a tiempo su posición financiera a un escenario que bien pudiera ser muy convulso.

Empecemos. Ciertamente la cuestión Ucraniana desprende un olor y una apariencia netamente política, lo que ahuyenta a muchos a la hora de opinar. No obstante, y como suele pasar, es también una cuestión económica. Mas bien la consideraría como una cuestión netamente económica en estos momentos, y eso nos sitúa a los “observadores” en clara ventaja, ya que podemos calibrar costes, beneficios, etc… Elementos que sin duda van a jugar un papel determinante en la resolución de esta disputa.

Soy consciente de que no voy a realizar una valiosa aportación a la humanidad si digo que Ucrania tiene ante sí solo dos opciones: (1) La solución Occidental, o (2) la solución Rusa (eso lo sabe hasta el mayor de los advenedizos). Entonces, y para que esta nota alcance un objetivo mas lucrativo, déjenme que les diga cual es, en mi modesta opinión, la opción mas probable, y como no, las implicaciones que ello comportará.

Para mi, el escenario mas probable es que Ucrania opte por la vía Rusa. Es decir, rechace el rescate Occidental y acepte la ayuda financiera de Rusia.

Si, ya sé que en este preciso instante usted quizás piense que un servidor no es mas que un infame pelagatos que no se ha enterado de que en Ucrania las cosas han saltado por los aires precisamente para romper los vínculos mantenidos con Rusia. Pero lo que parece obvio muchas veces es obviamente incorrecto.

 

Argumentos en favor de un rescate occidental (FMI + EU):

1. Los nuevos gobernantes en Kiev se muestran claramente partidarios de firmar un acuerdo con Occidente, y los lideres Occidentales han mostrado su disposición a proporcionar la asistencia financiera. (El recién nombrado ministro de finanzas ucraniano ya ha dicho que el país necesitaría una inyección de US$ 35bn)

Argumentos en favor de un rescate Ruso:

1. Rusia ya ha ofrecido un programa de ayuda a Ucrania (firmado en Enero) a través de un préstamo de US$ 15bn al 5% hasta el 2015 (muy por debajo del interés en el bono existente), junto con un acuerdo por el que Ucrania recibiría gas ruso a un 30% de descuento respecto al precio de mercado.

2. Los vínculos económicos entre Ucrania y Rusia son mucho mas fuertes (25% de las exportaciones ucranianas van a Rusia, y solo un 15% van hacia la UE).

3. Un acercamiento a la UE (fase previa a la integración y que durará años), no significaría en absoluto un aumento automático de las exportaciones hacia la UE. La mayor parte de la industria ucraniana estaría localizada en la parte oriental (Rusófila), y no siempre cumple con los estándares de calidad de la UE. Los productos vendidos a Rusia no serían hoy comercializables en la UE

4. Por lo tanto, el impacto económico de un rescate Occidental sería potencialmente mucho mayor en el este del país (mas que en el oeste, orientado a la agricultura). Eso, sin duda, provocará un referéndum en Crimea para demandar un mayor nivel de autonomía (que no independencia) por parte de ésta república (si lo han leído bien: República de Crimea. Recuerden que Ucrania se compone de 24 regiones, 1 República Autónoma, y 2 municipios de régimen especial: Kiev y Sebastopol –emplazada en Crimea aunque no pertenece a ésta ya que tiene un estatuto jurídico especial, sede de la flota rusa del mar negro-). Por lo tanto, es de prever que un acuerdo con Occidente nos llevará (inexorablemente) a mas autonomía en Crimea, y ya saben lo que eso significa señores/as: menos injerencia política y financiera por parte de Kiev. Claro y cristalino, menos dinero fluyendo desde el Este industrializado hasta el resto de Ucrania. Lo que haría que la carga financiera de los US$35 bn del rescate fuera insoportable para Kiev.

5. Quizá el argumento mas importante, y que todos obvian. El rescate Occidental, financiado por el FMI (y probablemente también por la UE), incorporará el concepto ya conocido por todos de la “Condicionalidad”. Sí, esos aspectos que se exigen como contrapartida y que tanto han dado que hablar por lo doloroso de su cumplimiento. Estamos hablando de reformas estructurales en el ámbito del sector público, reformas del mercado laboral, reformas en el sector financiero, de la energía, etc. Miren, si una cosa he aprendido en esta crisis es que se necesita un parlamento muy, muy fuerte para pasar todas esas reformas y, sinceramente, a la luz de las disputas que ya están apareciendo en el recién formado gobierno de Ucrania, no creo que el resultado de las elecciones sea precisamente un gobierno de coalición fuerte. No. Esas reformas (condicionalidad) no pasarían el filtro del parlamento. Entonces, Occidente no podría en justicia otorgar el rescate. (Grecia se les echaría encima, Chipre también, y el resto de países rescatados que han pasado por el dolor de la condicionalidad).

6. No menos importante (de hecho, una pieza clave en el análisis), es que el FMI exigirá con casi total seguridad la participación del sector privado en el rescate. ¿Les suena el concepto de “Private Sector Involvement”? Pues eso. Los tenedores de bonos Ucranianos (que sospecho que mayoritariamente son los bancos domésticos) tendrán que aceptar una quita, y ésta no será banal. Estamos hablando de un rescate de 35bn para una economía de 129bn de PIB. Miren, yo no sé cual es el tamaño exacto ni la exposición de estos bancos a los bonos de gobiernos, pero las dos cifras que les he dado son suficientes para pensar que el impacto en el balance de la banca será mayúsculo, y que por lo tanto, la banca bien pudiera no aceptar esas condiciones. Es decir, la banca puede que no esté a favor de un rescate Occidental. Aquí entra entonces el eterno juego de la política y el capital. ¿Quien influye sobre quién? Ustedes los saben ya. Que les voy a contar.

7. El hecho de que Vladimir Putin se haya mantenido al margen en toda esta disputa (hasta hoy, solo Medvedev y el ministro de Exteriores Lavrov, han sido los encargados de exponer el posicionamiento de Rusia), deja aparentemente a Putin con mucho margen para tomar parte en las negociaciones diplomáticas. Aunque aquí ya hay quien apunta a que el líder ruso esperará hasta tener mas visibilidad sobre como queda el gobierno definitivo de Ucrania. Efectivamente, es poco inteligente negociar hoy un acuerdo “vital” con un gobierno provisional escogido por aclamación popular en una plaza (es decir, a grito pelado de los convocados. Algo que, cuanto menos, levanta sospechas desde el punto de vista democrático).

 

Hay quien pueda recriminarme aquí que he obviado un aspecto esencial y que deberían estar entre los argumentos a favor de un rescate Occidental. Este aspecto tendría que ver con que ésta es una revolución ideológica que persigue reducir la dependencia de este país para con Rusia, y que ese es el objetivo a seguir, con independencia de los costes. Mas aún. Aceptaría incluso el argumento de que un acuerdo con Rusia dificultaría un futuro movimiento de aproximación de Ucrania hacia la UE.

Bien. Aceptaría esos argumentos (por el hecho irrenunciable de que hay que aceptar todos los argumentos), pero NO los compartiría. Uno tiene que hacer en todo momento lo que le resulte menos costoso. Siempre digo que lo que tiene mas probabilidad de ocurrir es lo que resulte mas barato (perdonen al digresión).

Hoy Ucrania tiene la opción de acceder a dinero barato y sin condicionalidad desde Rusia. Si gestiona bien ese recurso, ya habrá tiempo mas que suficiente para realizar un giro gradual, calculado y en condiciones favorables hacia Europa. Al fin y al cabo, no seria la primera vez que se cancela una ayuda … con otra ayuda.

 

Resumen:

 

1. Preveo una solución política satisfactoria en la región.

2. Preveo (porque creo que es lo menos costoso) que Ucrania opte por la opción Rusa como escenario central. Al fin y al cabo, nadie es un fiel practicante de la abnegación.

3. Preveo que el hundimiento del rublo revierta de forma considerable (eso sí, hasta la celebración de las elecciones en Mayo puede haber mucho, mucho ruido)

4. Preveo que el bono de Ucrania no haga default (si opta, claro está por la opción Rusa). SI opta por la opción Occidental, habrá default (exigido)

5. Preveo que el leve castigo que algunas bolsas europeas han sufrido (y puede que sufran aún) por esta cuestión, revertirán.

6. Probabilidad que asignaría a mi escenario central (60%). Y como es un juego extraño de sólo dos escenarios,… ya saben la probabilidad del otro.

 

 

¿Te ha gustado?

¡Compártelo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Newsletter

Calendario de eventos

<<Feb 2024>>
LMMJVSD
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 1 2 3

Categorías

Menú