Sector alimentario, estratégico para el futuro de Galicia, España y el mundo

Vigo, 13-10-2021.- En palabras de Juan José de la Cerda, presidente del Clúster Alimentario de Galicia, “durante la crisis sanitaria el sector de la alimentación fue considerado sector esencial”. En 2020 más de 32.000 personas trabajaban en la industria alimentaria gallega y generaron más de 10.000 millones de euros.

El sector de la alimentación sigue jugando un papel fundamental en la economía gallega, nacional y europea y se enfrenta actualmente a dos grandes retos. Por un lado, el consumidor cada vez está más informado y es más exigente y por otro, se han desarrollado canales de distribución que permiten modificar los hábitos de consumo.

En el sector vaticinan que las respuestas vendrán de la digitalización, la proximidad, la economía circular y los proyectos colaborativos.

 

La importancia de la cadena de valor

Durante este primer bloque de la jornada, Mercedes Groba nos presentó EIT Food, una de las comunidades de innovación del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología y cuyos socios forman parte de toda la cadena de valor. En EIT Food trabajan en seis áreas clave: las proteínas alternativas, la nutrición personalizada, la transformación digital de la trazabilidad, la agricultura y acuicultura sostenibles y los sistemas alimentarios circulares. Todo ello enfocado a construir un mundo donde disfrutar de una alimentación segura, sana y sostenible.

“Lo que pretendemos es que la investigación no se quede en un cajón y que la solución llegue al mercado y que los consumidores podamos beneficiarnos de ella” expuso Mercedes, que se mostró gratamente sorprendida ante la aprobación en España de la política de aprovechamiento del desperdicio alimentario, “se trata de aprovecharlos y prevenirlos, por ejemplo, con una trazabilidad y digitalización del proceso”.

 

Previsión del avance de la innovación en Galicia en los próximos dos años

Mónica Cascallar indicó que desde Congalsa se están centrando en crear un fábrica inteligente que les sirva para “saber qué puedo hacer hoy para saber qué hacer mañana y así reaccionar rápido”

En la empresa de productos lácteos Quescrem, tal y como nos contó su director general Sergio Martínez, “tenemos como hilo conductor la eficiencia unida a la sostenibilidad, ya que la una sin la otra es imposible; esto es lo que para nosotros indica el avance del sector”

Mientras que para Gabriela González de Vegalsa, “lo principal es lo que el consumidor demanda”. Es por ello que en el presente, Vegalsa trabaja en un plan de proximidad, de apoyo a los productores locales y en la trazabilidad para conocer el origen del producto. Gabriela ha destacado, además, la importancia de las alianzas, del trabajo colaborativo.

 

Innovación, tecnología y tendencias

Durante este bloque volvió a resonar con fuerza la importancia de las alianzas y la colaboración. Mila Valcarcel nos presentó su proyecto Eatable Adventures, a través del cual se valoran y apoyan proyectos de “compañías pequeñas que son las que están transformando cómo se consume la comida”. Mila indica que “el conocimiento está diseminado, hay gente que está haciendo biotech en las cocinas de sus casas. La escalabilidad es más importante que el tamaño, lo que hagamos va a repercutir en todo el ecosistema, está todo conectado”. Es la era de la colaboración, muy necesaria para construir un futuro alimentario.

También es de esta opinión, Ofir Benjamin, profesor e investigador del Departamento de Ciencias de los Alimentos del Tel – Hai College Institute, ubicado en Israel y con gran capacidad para generar nuevos conocimientos en la industria alimentaria, “una vez que este instituto esté listo, será una gran oportunidad para compañías de todo el mundo para hacer sus investigaciones y hacer alianzas con el objetivo de que estas empresas puedan después implantarlo en sus propios países”

Para Pedro Arenas de Ceamsa, una gran empresa de ingredientes alimentarios, en Galicia tenemos un ecosistema con mucho valor añadido gracias a que “prácticamente nos conocemos todos y esto facilita los procesos de creación y desarrollo de proyectos. Además, manejamos desde la producción primaria al producto final y eso nos da una gran visión”

Javier Álvarez, responsable de la Business Factory Food, indica que la aceleración en el sector, debe experimentarse en la tecnología que ayuda a la industria a modernizarse y en las nuevas proteínas, es aquí donde las start up tienen mucho que aportar.

Para Álvaro Dosil, de Triple Alpha Innovation, la clave es ofrecerle al consumidor los datos que demanda: cuál es la materia prima, en qué condiciones se han criado las vacas o se ha pescado el atún.

De la mano de Patxi Larumbe pudimos conocer el funcionamiento de sus impresoras 3D aplicadas a la alimentación. En Cocuus buscan nuevas vías para conseguir proteínas, convierten los alimentos en datos, “de los trozos de carne que el mercado no acepta se pueden disociar las células y hacer un chuletón”.

 

Sostenibilidad, colaboración y digitalización

Javier Sierra, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Roberto Alonso, del Clúster Alimentario de Galicia y Alfonso Ribas, de la Fundación Juana de la Vega, pusieron el broche final a las jornadas confluyendo en una idea: van a aparecer nuevos actores pero van a convivir con los tradicionales (ganaderos, agricultores, pescadores). La oferta será más sostenible y saludable y aparecerán nuevos alimentos de forma que se podrá ampliar la oferta de nuevos consumidores en otros continentes. Van a convivir sistemas nuevos y sistemas tradicionales.

 

_DSC3653 _DSC3690 _DSC3768 _DSC3796 _DSC3790 _DSC3905

¿Te ha gustado?

¡Compártelo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Newsletter

Calendario de eventos

<<Jul 2022>>
LMMJVSD
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Menú