Círculo de Empresarios de Galicia insiste en coordinar el sistema aeroportuario gallego

Vigo, 24 de abril de 2013.- “España no está utilizando los instrumentos que la Unión Europea pone a disposición de los estados para el mantenimiento de rutas (aéreas). Lejos de ello, nuestro país, que cuenta con un número importante de aeropuertos regionales, ha optado por un sistema de ayudas públicas que levanta no pocas suspicacias”. Así se afirma en un documento sobre la situación de los aeropuertos gallegos, que fue presentado esta mañana por el presidente y el director del Círculo de Empresarios de Galicia, Marcelino Otero y Jesús Bahíllo, respectivamente.

El documento- Otra vez el sistema aeroportuario gallego. ¿Cooperación o competencia? – analiza la evolución del movimiento de pasajeros en los aeropuertos españoles entre 2007 y 2012, así como las ayudas públicas que recibió cada uno de ellos entre 2007 y 2011, de lo que resulta la nula efectividad – en la mayor parte de los casos- de éstas sobre el volumen de viajeros. También repara en la competencia de los aeropuertos portugueses frente a los españoles, en concreto Oporto sobre los gallegos, y Faro sobre el de Jerez de la Frontera y Sevilla; y en la concentración de aeropuertos en una comunidad, una situación que se da también en el País Vasco., para resaltar en este caso que “se aprecia una cierta optimización de la especialización de sus aeropuertos, algo que no sucede en Galicia. Así, resulta que Bilbao es el decimotercer aeropuerto español en movimiento de pasajeros, y Vitoria el cuarto en movimiento de mercancías”.

La coordinación del sistema aeroportuario gallego, que siempre ha defendido el Círculo de Empresarios, precisa, sin embargo, “será más factible cuanto mejor sea la interconexión de las terminales”, y en este sentido sigue defendiendo que “la intermodalidad del transporte se convierte en una exigencia inevitable para optimizar las infraestructuras de las que disponemos”.

Aeropuertos regionales

Esa misma intermodalidad es reclamada por el Parlamento Europeo, en una resolución de 10 de mayo de 2012, sobre los aeropuertos regionales, unas infraestructuras sobre cuya existencia y pervivencia no se discute, dado su papel como integrador del territorio. En esta resolución, el Parlamento Europeo pide “a los estados miembro que desarrollen sus políticas de intermodalidad y que inviertan en estas conexiones intermodales de importancia estratégica, por ejemplo, las conexiones con la red de ferrocarriles, pues la interconexión de los aeropuertos regionales con otras partes de la red de transportes, incluidos otros aeropuertos, dará lugar a un mayor uso de los aeropuertos regionales”. Además, la carencia de una “comunicación apropiada con los centros urbanos (…) está frenando el desarrollo económico y social de las regiones”.

Círculo de Empresarios de Galicia ve así respaldada su demanda de interconexión e intermodalidad, y de cooperación, que el Parlamento Europeo prolonga incluso a los aeropuertos regionales de regiones transfronterizas: “deberían cooperar y coordinarse en el uso de las capacidades existentes, como condición previa para la cofinanciación comunitaria por parte de la Red Transeuropea de Transporte y los fondos regionales de cohesión”.

Servicio público

La Unión Europea pone además a disposición de los países miembro la posibilidad de declarar rutas de servicio público, a las que probablemente pueda acogerse Galicia, dada su condición periférica. Esta declaración, que implica concurso público entre las aerolíneas para determinadas rutas, tiene como finalidad asegurar una comunicación aérea suficiente, cuando el mercado no es bastante, e integrar con ello a ciudades pequeñas y medianas con difícil accesibilidad y con aeropuertos de baja densidad. Desde 2008, se han asignado 257 rutas en concurso mediante este sistema, de las que 158 incorporan subvención. El país que más utiliza este sistema es Francia, con 57 líneas de las que 31 reciben ayuda económica; en España hay 17 rutas de servicio público, y sólo una estaba subvencionada el año pasado.

“Es una barbaridad decir que hay que cerrar un aeropuerto después de las grandes inversiones que se han hecho”, opinó Marcelino Otero durante la presentación del documento. “Lo que habrá que hacer será optimizarlos”. En la misma línea de defensa de políticas activas se pronunció Jesús Bahíllo, quien reparó en la distorsión que introduce en el mercado la existencia de aeropuertos subvencionados y aeropuertos no subvencionados. “Somos contrarios a las subvenciones. Pero o se subvencionan todos, o no se subvenciona ninguno. Lo que no debe suceder es que Vigo ponga los pasajeros, y Santiago el aeropuerto”, dijo, al tiempo que aludió a la posibilidad de constituir un nuevo ‘comité de rutas’ más técnico y menos político que el anterior.

¿Te ha gustado?

¡Compártelo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Newsletter

Calendario de eventos

<<Jun 2024>>
LMMJVSD
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Categorías

Menú