Resetea para cambiar el mundo

Resetea

Ecosistema emprendedor, en CÍRCULO, Noticias

Resetea para cambiar el mundo

09 dic 2016

  • Resetea es una empresa viguesa que comercializa productos sostenibles

  • Comenzaron cultivando setas en posos de café y apenas un año después han facturado más de 75.000 euros

¿Sacar rentabilidad a los posos de café? ¿Ayudar al medio ambiente ofreciendo un producto sostenible y de calidad? Sí, es posible y lo ha hecho una empresa viguesa: Resetea. Con el café como sustrato, Resetea ha creado un kit para cultivar setas en casa de manera cómoda, divertida y, sobre todo, sostenible. Con cada paquete prometen hasta tres cosechas, unos 700 gramos de setas frescas en total. Además, una vez germinado el cultivo de setas, el sustrato se convierte en un abono natural de excelente calidad que se puede reutilizar en macetas o huertos.

La historia de Resetea comienza hace apenas año y medio, en agosto de 2015, de la mano de Iñaki, Luis y Cristian, que buscan obtener algo de rentabilidad de la cantidad masiva de residuos que día a día se generan en nuestro entorno. Tras varios intentos y mucha investigación, Iñaki Mielgo, el biólogo del grupo, encuentra la clave para aprovechar los posos de café convirtiéndolos en suelo fértil sobre el que cultivar. A medida que le va dando forma al proyecto, también va seduciendo a sus dos compañeros, Luis López y Cristian Suárez, haciendo que se suban al carro para empezar a comercializar la idea.

Tras varias pruebas y mucho estudio de campo, los tres jóvenes logran un producto estable y fiable. Al conseguir que las setas nazcan de un modo regular y abundante, la empresa comienza a rodar y a generar rentabilidad. En ese momento, y aprovechando la arrancada inicial, crean el packaging para su invento y montan la web como plataforma para su venta online.

Tras los meses iniciales y la buena acogida del público, Resetea ha ampliado la venta del kit de setas con posos de café a un kit de germinación de plantas aromáticas, con el que cierran el ciclo del café utilizado en las setas, ya que durante su proceso de vida, el sustrato se transforma en un abono natural que puede ser utilizado a la hora de trasplantar estas flores aromáticas.

P1170327 (4)-1

Apostaron sus ahorros

Como en todo caso de emprendimiento, el dinero es un condicionante. En este aspecto, Resetea tuvo que esperar algún tiempo hasta que una entidad externa apostó por ellos. Su primera ayuda, fueron ellos mismos, que confiaban en la idea y pusieron sobre la mesa sus fondos y ahorros por sacarla adelante, reinvirtiendo al momento todo lo que generaban.

Pasados unos meses llegaron a Vía Galicia, la aceleradora que les ha dado en los últimos meses un empujón importante. El proceso comenzó el otoño pasado y, después de superar varias fases, en marzo les ofrecieron formación y un préstamo participativo por valor de 100.000 euros. Rota esa barrera, lograron conquistar a otras entidades: Xesgalicia les otorgó 50.000 euros, VigoActivo otro tanto y, la Agencia Galega de Innovación, 25.000 euros más.

También pasaron por el Círculo de Empresarios. En el mes de junio, Resetea presentó sus productos en el Galicia Market Place e Iñaki, en representación de todo el equipo, acudió al Foro “Invierta en tradición”, dedicado a proyectos emprendedores vinculados con el sector agroalimentario que buscaban inversión privada.

Reciclando también papel y madera

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, Resetea se prepara para el periodo de más trabajo de todo el año. El comercio online, además, les está dando muchas alegrías, con ventas vía web cercanas al 40% de la producción total. Aunque la mayor parte de las ventas que realizan proceden de Madrid, comienzan a tener también demanda internacional. Por el momento, y debido a problema logísticos, no pueden hacerle frente a otro mercado pero se marcan esta hazaña como objetivo para 2017. Mientras tanto, siguen trabajando en productos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente y, en los próximos días, presentarán una línea de bolsos elaborados con papel reciclado y una línea de piezas de decoración a partir de madera reutilizada.

A pesar de su corto recorrido, Resetea está convenciendo al público y espera cerrar el ejercicio de 2016 con una facturación cercana a los 75.000 euros. Poco queda del primer obrador desde el que trabajaban en San Paio. Hoy lo hacen desde el Parque Industrial de Porto do Molle y pretenden, a corto plazo, pasar por una nueva ronda de inversores donde lograr capital para seguir creciendo. “Lo hemos ido posponiendo por la cantidad de trabajo que hay ahora mismo”, dice Luis, aunque entre bambalinas se espera que el próximo año comience con una nueva ayuda económica. Mientras tanto, Resetea sigue trabajando en productos sostenibles, abogando por un mundo más consciente y esperando del mercado que sepa apreciar su contribución al medioambiente.

Antía Fernández Lemos