NO SE ESCANDALICEN Y COMPREN

Durante los últimos años, en algunos países, los directores de riesgos, los reguladores nacionales, e incluso las agencias de rating … han provocado un estrechamiento sin precedentes del universo de inversión para los inversores de estos países.
 
Por ejemplo, en Holanda, el regulador todavía estigmatiza los activos de la periferia europea. Eso ha obligado a los planes de pensiones y aseguradores de este país (muy sensibles a los ratings de los emisores), a acumular grandes reservas de liquidez y, mas importante aún, a concentrar sus carteras (de cerca de EUR 1.5trn) en los llamados “safe haven assets” de los países centrales (esto es, Alemania, Dinamarca, Holanda y poca cosa mas).
 
El resultado ya lo conocen. Todos estos bonos “core” ofreciendo TIRs negativas.
 
Pregunta: ¿Cómo se las arreglarán estos planes de pensiones y aseguradoras de países como Holanda para cumplir con la rentabilidad garantizada del 2%-3% a sus clientes?
La intuición me dice que eso desembocará en lo que F.Xauxat describe ya como “The Panicked Reach for Yield” (y que estaría empezando ya. Fíjense que digo “empezando”, porque esto tiene mucho recorrido aún).
 
¿No me creen? No les culpo pero, consideren lo siguiente:
En Francia, me informan que las compañías de seguros están pidiendo agresivamente productos estructurados cuyo subyacente está compuesto por créditos de SMEs (pequeñas y medianas empresas). ¿No les suena eso a una búsqueda desesperada de TIR?
 
En Italia, los planes de pensiones están reclamando al regulador que les aumente las limitaciones para comprar US Treasury (aprovecho aquí para recordarles que lo compren si la TIR repunta un poco).
 
En verdad les digo que la mayoría de mis colegas esperan que este tipo de tendencias se extiendan durante los próximos trimestres.
Sabiendo esto (liquidez y concentración), y que las condiciones económicas mejoran (y con ello las percepción de riesgo), pero sobre todo por el entorno de política monetaria; lo cierto es que uno puede llegar fácilmente a la conclusión de que tiene muy poco sentido ver a Italia y España pagando mucho mas que Alemania.
 
La caza de la TIR se extenderá no sólo a los bonos de gobierno; también al universo corporativo, donde los diferenciales se encuentran aún por encima de los niveles de 2007. Y como me apunta algún colega, es muy probable que toda esta bolsa de liquidez latente (más la nueva) se canalice después a activos de fuera de la Eurozona (Europa del Este, Turquía, etc…)
 
Pero, al fin y al cabo, ¿No es esto lo que se espera de una política monetaria al límite? Pues no se escandalicen y compren.
Álex Fusté
Álex Fusté