No podemos pensar ‘en pequeño’

círculo

Editorial

No podemos pensar ‘en pequeño’

15 mar 2016

Es el momento de la política. Tal es el título del manifiesto que hace unas semanas presentábamos los círculos empresariales que formamos parte del Grupo Economía y Sociedad.

Más allá de la demora en la constitución de gobierno, preocupan los efectos que esa tardanza puede tener en la incipiente recuperación de la economía española. No parece, en principio, que la convocatoria de nuevas elecciones nos permita vislumbrar por el momento fin a ese impasse.

En efecto, carecer de un gobierno ejecutivo podría traducirse, de prolongarse mucho tiempo esta situación, en pérdidas que podrían oscilar entre el 0,7 y el 1,4 % de nuestro PIB. Ello podría provocar nuevas caídas de empleo (más de 100.000) en un mercado laboral todavía con índices de crecimiento lamentablemente débiles, sobre todo comparados con la magnitud de la cifra de desempleo.

De hecho, han comenzado a surgir voces que alertan de la paralización de inversiones empresariales, mientras se modera la recaudación de ingresos fiscales y no es descartable una cierta atonía (¡otra vez!) en el consumo.

Es la hora de la nobleza política; de la política que se ejerce en beneficio de los ciudadanos. Y es la hora de dejar de pensar en lo pequeño. En lo próximo. En lo local. En lo propio.

Cuando nos están atenazando crisis humanitarias como la de los refugiados sirios (con todas sus repercusiones); económicas, como los vaivenes de economías no sólo europeas, sino también brasileña o china; o incluso medioambientales, como el cambio climático,… no es momento de pensar en lo que nos debilita, sino en lo que nos fortalece.

No hace falta mirar lejos para comprobar que es posible. El mundo de la empresa lleva años esforzándose, buscando sinergias y haciendo realidad lazos de cooperación, incluso con sus competidores, para hacerse más grande e incrementar su visibilidad y competitividad dentro y fuera.

Lo otro, cerrarse en uno mismo sin tener en cuenta las circunstancias exteriores, sólo merma eficacia. No deja en buen lugar a quien no tiene la generosidad de mirar hacia fuera.

 

admin
Administrador