Lugo, Teruel, Zamora y Ourense encabezan la pérdida de población en España en los últimos 125 años

DSC_0810

El Círculo, Noticias

Lugo, Teruel, Zamora y Ourense encabezan la pérdida de población en España en los últimos 125 años

16 ene 2020

Las dos provincias gallegas han pasado de ser la 12ª y 18ª con más residentes, a ocupar los puestos 37 y 39

Ourense incrementa de 7 a 26 el número de ayuntamientos con menos de mil habitantes

El dinamismo empresarial de A Coruña y Vigo concentra en sus respectivas zonas los mayores crecimientos poblacionales desde el año 2000

Vigo, 16 de enero de 2020.- Galicia pierde población, pero no es una pérdida equitativa en todo el territorio. Mientras las áreas de A Coruña y Vigo dan muestras de dinamismo demográfico, Lugo y Ourense encabezan el ranking contrario: la primera encabeza la lista de las provincias españolas donde más ha descendido el número de residentes desde finales del siglo XIX (casi 130.000 personas), en tanto que Ourense (con un descenso de más de 93.500) ocupa la cuarta posición en la misma relación, con una clara tendencia a empeorar desde comienzos del siglo XXI. Entre ambas provincias gallegas se ‘cuelan’ únicamente Teruel (con 105.900 habitantes menos) y Zamora (con una caída de 102.800), si bien en términos cualitativos esta última es, de las cuatro, la única que registra peores datos desde el año 2000.

 

Durante el siglo XX, diez provincias españolas perdieron población, con Lugo y Teruel a la cabeza; en estas dos décadas del XXI, el dramático record lo ostenta Ourense en términos cuantitativos, si bien el porcentaje de despoblación es superior en Zamora.

demografía 2

El proceso de despoblación en Lugo y Ourense es evidenciado por las cifras del INE desde las estadísticas históricas de principios del siglo pasado. En efecto, en 1897, Barcelona encabezaba la lista de las provincias más pobladas de España (más de un millón de residentes de hecho), seguida de Valencia (776.107), Madrid (737.522) y A Coruña (632.785). Lugo ocupaba el duodécimo lugar, Pontevedra el decimocuarto y Ourense el decimoctavo. Según los censos de población, las cuatro provincias gallegas mantuvieron buenos índices de crecimiento demográfico hasta la década de los cincuenta, especialmente A Coruña y Pontevedra. A partir de 1960, estas dos últimas continuaron creciendo, en tanto que Lugo y Ourense emprendieron una caída progresiva que llega a nuestros días.

Como dato curioso, cabe señalar que la provincia de Ourense tenía a finales del XIX más población que ciudades que hoy la rebasan ostensiblemente. Así, por ejemplo, Tarragona tenía 336.031 residentes, Navarra 303.136 y Vizcaya 290.665.

El último censo del INE señala que nada tiene que ver la situación de entonces con la actual. A Coruña es la duodécima provincia por población y Pontevedra la decimosexta, mientras que la sangría demográfica coloca a Lugo en el puesto 37 y a Ourense en el 39.

Aumentan los ayuntamientos con menos de 1.000 habitantes

La desertización demográfica está comenzando a ser evidente en Ourense, donde el número de municipios con menos de mil habitantes ha pasado de siete en el año 2000 a veintiséis en 2019.

El último censo de la provincia ourensana indica asimismo que en estas dos décadas tan solo ocho ayuntamientos han logrado incrementar la cifra de vecinos: Allariz, Barbadás (prácticamente ha duplicado su población), O Barco de Valdeorras, O Carballiño, Pereiro de Aguiar, San Cibrao das Viñas, Verea y Xinzo de Limia.

Siete son los municipios lucenses que han incrementado su población en estos veinte años: Burela, A Fonsagrada, Lugo, Outeiro de Rei, Ribadeo, Sarria y Viveiro. También en esta provincia ha aumentado- aunque en menor proporción que en Ourense- el número de ayuntamientos con menos de mil habitantes, que han pasado de tres a cinco.

Son Lugo y Ourense las provincias gallegas en las que el proceso de masculinización se hace también más evidente. En 97 de los 313 municipios gallegos están censados más hombres que mujeres: 45 pertenecen a Ourense, 31 a Lugo, 14 a A Coruña y 7 a Pontevedra.

Por lo que respecta a las provincias de A Coruña y Pontevedra, frente al descenso continuo de las otras dos gallegas, registran incrementos netos en los totales provinciales, si bien se aprecia una línea ascendente hasta 2010 en ambos casos que varió entonces su tendencia.

Son veintiséis los municipios que aumentaron población en A Coruña desde el año 2000 (Ames, Ares, Arteixo, Bergondo, Betanzos, Boiro, Brión, Cabanas, Cambre, Carballo, Carral, Cee, Coirós, A Coruña, Culleredo, Curtis, A Laracha, Miño, Narón, Negreira, Oleiros, Ordes, Oroso, Ribeira, Sada, Santiago y Teo). Ningún ayuntamiento está todavía por debajo de los mil residentes.

Solo Mondariz Balneario está por debajo del millar de habitantes en la provincia de Pontevedra, donde en estas dos décadas veintinueve municipios aumentaron población (Baiona, Barro, Caldas de Reis, Cambados, Cangas, Gondomar, Lalín, Moaña, Mos, Nigrán, Oia, Poio, Ponteareas, Pontecesures, Pontevedra, O Porriño, Redondela, Ribadumia, O Rosal, Salceda de Caselas, Salvaterra de Miño, Sanxenxo, Soutomaior, Tomiño, Tui, Vigo, Vilaboa y Vilagarcía de Arousa).

No obstante, las variaciones porcentuales de población varían significativamente entre unos ayuntamientos y otros, si bien resulta llamativo el dinamismo demográfico de las áreas que rodean a las ciudades de A Coruña y Vigo, y que posiblemente habría que vincular con su tejido productivo, desarrollo económico y dotación de infraestructuras.

admin
Administrador