José Alcañiz: “Hazlo o no lo hagas. Pero no lo intentes”

José Alcañiz

Emprendedores, en CÍRCULO, Noticias, Perfiles

José Alcañiz: “Hazlo o no lo hagas. Pero no lo intentes”

27 feb 2017

Lo más importante es probar tu idea de negocio cuanto antes, contarla a cuanta más gente mejor y emitir la primera factura lo antes posible”

Aunque se define como un “tipo profesional”, también admite que el éxito radica en la fortaleza de despertarse cada mañana y seguir luchando: “Veinticuatro horas al día buscando tu sitio en el mundo, sin darte cuenta de que la vida es lo que pasa mientras buscas”. José Alcañiz Lorenzo nació en A Coruña en 1976 y Vigo lo adoptó en 1998. Estudió económicas en Buckingham y un MBA en la Escuela de Negocios de Afundación. Estudiante brillante y con tenacidad para alcanzar sus objetivos, descubrió en su primera experiencia laboral, dentro de una consultoría, que lo suyo era la informática. “Pronto me di cuenta de que me interesaba más el proceso para obtener datos que los datos en sí mismos”. Su jefe amaba la informática y fue capaz de transmitirle esa pasión más allá de lo que José tenía en mente al salir de la universidad.

Comenzó implantando ERP’s (sistemas de planificación de recursos empresariales), una tarea que le aportó experiencia pero “a la que no volvería (con perdón de mis antiguos compañeros)”. Su primer gran salto al mundo digital fue lanzar una central de reservas para viajes online (buscadestinos) en un momento en el que gigantes como Booking o Rumbo se disputaban el mercado de las reservas hoteleras y los vuelos low cost. Esta experiencia le sirvió, no solo para meter la cabeza de lleno en el sector y pugnar con las grandes compañías, sino para darse cuenta de que podía y quería hacerlo. “Fue una etapa bonita de mi vida”, resume.

En 2011 fundó Esterea Comunicación Digital, agencia de diseño, desarrollo web y marketing digital con la que pudo resarcirse tocando diferentes sectores del mercado en proyectos de comercio electrónico. Es también co-fundador de Wakaiti, una empresa que pretende ayudar a establecimientos de comida preparada a que promocionen y oferten sus excedentes, reduciendo así sus mermas y creando rendimiento económico.

En la actualidad, coordina su trabajo en Esterea y Wakaiti con la actividad docente, tanto en escuelas de negocios como en cursos de formación.

Aunque la informática e internet son los pilares de su trabajo no descarta probar con otras disciplinas, “me gustaría participar en algún proyecto audiovisual”. No tiene miedo al fracaso, José cree que en esto de montar negocios y emprender no hay nada escrito, solo la capacidad para caerse y levantarse hasta que suene la campana: “Una idea de negocio de por si nunca es buena ni mala. A lo largo de los años he comprobado que lo más importante es probarla cuanto antes, contarla a cuanta más gente mejor y emitir la primera factura lo antes posible. Esa es la prueba de fuego”. Una filosofía similar a la que propugna la metodología Lean StartUp, que José suscribe, y que se basa en abordar el lanzamiento de un producto con el objetivo de minimizar al máximo el riesgo, a través de la experimentación científica y el aprendizaje validado. Aprender del cliente es la clave y, cuanto más rápido y barato, mejor.

Cuando logra colgar el teléfono y alejarse de sus empresas, a José Alcañiz le gusta practicar tenis, andar en bicicleta y tocar la guitarra. Aunque no siempre le queda tiempo para el ocio: “Me gustaría trabajar para vivir pero a día de hoy vivo para trabajar”. Tiene un “optimismo enfermizo” que lo representa y una capacidad de esfuerzo que se plasma en su trabajo. José es un profesional hecho a sí mismo a fuerza de prueba-error, “los fracasos son didácticos. ¿De verdad hay alguien que no la ha liado ni una sola vez? Desconfía”. Además del esfuerzo, el mejor consejo de José Alcañiz para emprendedores y futuros empresarios, es la convicción en la propia idea, “robándole la cita a Yoda en ‘El Imperio contraataca’: Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”.

Antía Fernández Lemos