España se estanca en I+D y queda lejos del objetivo europeo para 2020

innovar

Economía, en CÍRCULO, Noticias

España se estanca en I+D y queda lejos del objetivo europeo para 2020

11 mar 2016

  • La inversión de Galicia en Investigación y Desarrollo retrocede a niveles de 2006
  • Mayor presencia de la Enseñanza Superior y menor peso de las administraciones, singularidades de la inversión gallega en I+D

Vigo, 14 de marzo de 2016.- La crisis ha pasado factura a la inversión en I+D en España, a la que nuestro país dedicó 12.821 millones de euros en 2014. Hay que retrotraerse a 2006 para hallar cifras similares de gasto en este factor de competitividad. El análisis del peso de la I+D sobre el PIB no arroja mejores resultados (1,24 en 2014), muy lejos del 3 % establecido por la Comisión Europea como objetivo en su Estrategia de Crecimiento Europa 2020. En el caso de Galicia, la brecha parece agrandarse: cerró 2014 con una inversión en I+D que supone el 0,87 % de su PIB, con dos peculiaridades con respecto a la media española: mayor implicación de las universidades y menor de la administración.

inversión en I+D Galicia España
En miles de euros
Fuente: Instituto Nacional de Estadística y elaboración propia

Para 2020, la Unión Europea tiene en su agenda cuatro objetivos en diferentes ámbitos, como medioambiente o empleo. En lo referente a I+D, la Comisión Europea ha establecido una inversión del 3 % sobre el PIB dentro de cuatro años. Un porcentaje que ya superaron países como Finlandia, Suecia y Dinamarca (3´32, 3´21 y 3´05 respectivamente) en 2013, año en el que la media europea se situó en el 2,02.

“Cada euro que se invierte en investigación en la UE genera un aumento en valor añadido industrial de 7 a 14 euros”, señala la CE. “Si en 2020 dedicamos el 3 % del PIB de la UE a investigación y desarrollo, podríamos crear 3,7 millones de puestos de trabajo y para 2025 nuestro PIB anual aumentaría en cerca de 800.000 millones de euros”

Todavía muy lejos de esas cifras, España cerró 2014 en el 1,24 %, tasa que se asemeja a la registrada a la del inicio de la crisis (1,20 en 2006; 1,27 en 2007). Los vaivenes del gasto español en I+D están perfectamente reflejadas en los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística: el gasto en investigación y desarrollo creció hasta 2010, momento en que vuelve a descender para llegar a valores de hace diez años.

Las administraciones públicas trataron de sostener el gasto los primeros años de la crisis. A partir de 2010 comienza una caída que perdura. La inversión en Investigación y Desarrollo no ha dejado de descender desde hace cuatro años.

Observando detenidamente la evolución de las comunidades autónomas españolas, podemos observar que todas mantienen o disminuyen su tasa de inversión, algunas incluso situándose en valores inferiores a los de 2007, momento hasta el que la economía española vivía un periodo de sosiego. También en lo que hace referencia al peso de este factor de competitividad sobre su PIB.

Gasto en I+D PIB por comunidades autónomas

Galicia, séptima en inversión en I+D

Galicia es la séptima comunidad española en volumen de inversión en I+D, sin que haya habido variaciones significativas en el ‘ranking’ autonómico desde 2007. La anteceden Madrid, Cataluña, Andalucía, País Vasco, Comunidad Valenciana, y Castilla y León. Son, sin embargo, sustanciales las diferencias entre comunidades en lo que respecta a la tasa de participación en el PIB: desde el 2,03 del País Vasco al 0,32 de Baleares.

La evolución de la inversión gallega en I+D viene mostrando tendencia descendente desde 2008, apenas animada por ligeros repuntes en 2010 y 2014 (477 millones, frente a los 468 de 2013), cerrado en todo caso con cifras inferiores a los de 2007.

No es mejor el análisis del porcentaje sobre PIB: hay que remontarse a 2004 (0,86 %) para hallar una tasa similar a la de 2014. Tampoco el mayor esfuerzo inversor de la administración en 2009 y 2010 ha evitado la caída.

No obstante, la I+D gallega presenta algunas peculiaridades, que merecen mención especial. Por una parte, el esfuerzo inversor de la empresa, pese al cual todavía no se ha alcanzado el objetivo de que al menos la mitad de este gasto sea privado. En efecto, y con la excepción de 2007, las empresas gallegas asumen menos del 50 % de la inversión en I+D y se situaron el año pasado siete puntos por debajo de la media nacional (53 %), si bien parece apuntarse una tendencia alcista desde 2010.

Asimismo, llama la atención una menor participación de las administraciones públicas frente a una mayor implicación de las universidades (Enseñanza Superior). La aportación pública a la I+D gallega osciló en este período entre el 10 y el 15 % (frente al 17-20 % de media nacional), mientras que las entidades vinculadas a Enseñanza Superior alcanzaron un porcentaje próximo al 40 %, diez puntos por encima del promedio español.

Distribución del gasto en I+D

tabla_Antia

Perdiendo posiciones en innovación

Por otra parte, la comunidad gallega invirtió 466 millones de euros en innovación en 2014, frente a los 482 millones del año anterior. Las 973 empresas que lograron innovar en 2014 representan un 3,3% menos que en 2013 (1066 empresas). La inversión gallega en innovación supone el 3,6% del gasto total en innovación en España.

Con estas cifras, Galicia se sitúa como séptima comunidad en inversión y sexta en número de empresas. Mantiene su posición en cifra de empresas, pero ha cedido un puesto en gasto en con respecto a 2013. En efecto, Galicia era, en 2013, la sexta comunidad autónoma de España en gastos en innovación y en número de empresas, por detrás de Madrid, Cataluña., País Vasco, Comunidad Valenciana y Andalucía. En 2014, también Castilla y León destinó más fondos a innovación que Galicia.

Al igual que ocurre con la investigación y el desarrollo, los valores en innovación siguen un curso ascendente hasta 2010, dos años después de que empiece la crisis y su parte más cruda, para luego empezar a descender. En 2014, los recursos destinados en España a innovación ascendieron a 12.960 millones de euros, un 2,1 % menos que en el ejercicio anterior (en el caso de Galicia, el retroceso fue del 3,3 %).

Las comunidades autónomas que realizaron mayor gasto en innovación tecnológica fueron: Comunidad de Madrid (36,6% del gasto total nacional), Cataluña (24,1%) y País Vasco (10,2%). 15.548 empresas españolas, 973 de ellas gallegas, registraron actividades innovadoras en 2014.

Sin embargo, los mayores porcentajes de empresas con innovaciones tecnológicas fueron La Rioja (el 20,7 % del total de sus sociedades innovaron), País Vasco (18,9) y Navarra; en Galicia, este índice se situó en el 13,4 %).

El gasto en innovación tecnológica descendió un 8,9% en la Industria y un 3,4% en la Agricultura en el año 2014. Por el contrario, aumentó un 5,6% en los Servicios y un 4,0% en la Construcción.

Tasa de variación del gasto en innovación por sector
Antía Fernández Lemos