EMPRESARIAS ABRIENDO CAMINOS

Empresarias Galicia

El Círculo, Noticias

EMPRESARIAS ABRIENDO CAMINOS

17 feb 2017

Acción e implicación para luchar contra ‘el pegajoso suelo’ de la tradición y visibilizar el papel de la mujer en el mundo de la empresa

Hay cientos de listados de hombres empresarios, “pero ni uno solo de mujeres”. La dificultad radica en que, a menudo, la presencia de la mujer aunque esté al frente de la empresa, no aparece reflejada. Susana Pérez y Vanesa Campos lo saben… pero también han comprobado que en algunas comunidades españolas hay ya mucho trabajo hecho, y han querido trasladar la experiencia a Galicia. Empresarias Galicia acaba de celebrar su primer aniversario. Acción e implicación constituyen los pilares sobre los que se asienta.

Susana Pérez y Vanesa Campos, presidenta y tesorera de Empresarias Galicia respectivamente, son las artífices de la idea. Ambas vieron, en un congreso de mujeres empresarias, directivas y trabajadoras en Madrid, que la visibilidad que le daban allí a las mujeres no existía en nuestra comunidad. “Salimos de aquel congreso maravilladas, y decidimos que teníamos que traerlo aquí”, explica Susana. Al llegar a Vigo fueron acogidas en un primer momento por una asociación de mujeres autónomas que les permitió ver desde dentro los entresijos de una entidad de estas características. No obstante, sus objetivos terminaron por separarse y ambas decidieron caminar por su cuenta. Salieron de allí, y tiraron de contactos. De esa agenda salieron tres buenas amigas: Mar Ferrero, Paula Suárez y Susana Rodríguez (que hace unas semanas le pasó el testigo en la Junta Directiva a Nieves Lorenzo). Cinco mujeres que lideran una asociación, sin ánimo de lucro, cuya misión es acercar la situación real de las mujeres empresarias a toda la sociedad.

Poner en valor el papel de la mujer en el ámbito profesional y social, visibilizando no sólo sus éxitos sino también sus inquietudes y dificultades, es su principal objetivo. No es sólo una asociación de mujeres empresarias, es una entidad abierta a todas las personas que entienden como un importante principio la igualdad de oportunidades y la corresponsabilidad.

El pegajoso suelo de la tradición

Empresarias Galicia se constituye hace ahora un año para ponerle el micrófono en la mano a las mujeres empresarias, cabezas de empresa, que logran que todo siga funcionando en sus organizaciones y que, por desgracia, no tienen la misma visibilidad que sus compañeros hombres. “La mujer sigue teniendo que explicar su experiencia y su valía para que la tomen en cuenta. Nos siguen mirando y preguntándose por qué estamos aquí”, explica su presidenta, Susana Pérez. Empresarias Galicia quiere ser una red de apoyo para crecer, promocionarse, lograr mejoras en el ámbito político y social, y generar una sintonía de colaboración entre hombres y mujeres.

Las mujeres siguen sufriendo ese “suelo pegajoso”, como les gusta llamarlo a ellas, consecuencia de una tradición arraigada al hogar y a las tareas domésticas. Ellas quieren demostrar que hay vida más allá de esos prejuicios. Que la masa empresarial femenina existe y camina con paso firme.

Analizando lo que estaban haciendo otras entidades con inquietudes similares a las suyas, Empresarias Galicia optó por actividades dinámicas e interesantes, con las que de verdad involucrar a la gente y lograr repercusión. Comenzaron por los desayunos de trabajo, que una vez al mes organizan en el Círculo de Empresarios de Galicia.

Una asociación abierta

Aunque las ponentes son siempre mujeres, el aforo está abierto a todo el mundo, algo que quieren dejar claro desde la dirección: “La marca Empresarias Galicia tiene un hándicap y es que parece excluyente”, dice su presidenta. Poco a poco, tratan de quitarse ese peso de encima para conquistar también al sector masculino.

Además de sus desayunos, organizan de manera regular talleres formativos, afterworks, mesas debate y acciones sociales en días señalados para la mujer. Uno de los grandes hitos del año pasado fue el Salón Empresarias Galicia, que en su primera edición logró atraer a 170 asistentes, el 90% de ellos mujeres pertenecientes a varios sectores: empresarial, directivo, comercial, autónomo y estudiante.

En la actualidad la formación cuenta con sesenta empresas asociadas, cada una de ellas con un representante. Por el momento la gran mayoría son mujeres, aunque poco a poco crece la presencia masculina. Por sus desayunos han pasado, durante 2016, doce mujeres de gran peso empresarial y más de 150 oyentes. Una redactora jefe, una pionera del sector pesquero, una directora de aeropuerto,… Todas ellas fueron protagonistas y pudieron contar su experiencia a un público que siempre llena las sillas disponibles para sus actividades. Buscar a esas mujeres no siempre es tarea fácil. “Hay miles de listados de hombres empresarios, pero ni uno solo de mujeres”, dice Susana, que admite que la dificultad radica muchas veces en reconocer que hay una mujer al frente de una empresa u organización, porque no aparece reflejado en ningún sitio.

Empresarias Galicia cumple un año de vida, con los deberes hechos y la vista puesta en caminar cada vez más lejos. Mujeres que abren caminos a otras mujeres.

Antía Fernández Lemos