El Círculo reclama mayor coordinación administrativa para potenciar el sector turístico

cfv

Cuadernos, Cuadernos para el debate, Noticias, Opinión, Territorio

El Círculo reclama mayor coordinación administrativa para potenciar el sector turístico

27 may 2011

admin
Administrador

Cuadernos para el debate 20. Vigo como destino turístico. Documento íntegro

Apuesta por fomentar la ‘Galicia multidestino’ y por que las ciudades se conviertan en escaparate de toda la comunidad • Las políticas localistas están obligando al sector a buscar alternativas por su cuenta • Propone analizar las posibilidades del turismo industrial para el Área Metropolitana de Vigo

Vigo, 27 de mayo de 2011.- “No es la primera vez que, en unas jornadas del Círculo de Empresarios de Galicia, ponentes y asistentes abogan por ampliar el foco, rehuyendo del localismo, pero posiblemente en ninguna otra fue tan contundente la opinión general ni tan dura la crítica contra la descoordinación”. Así comienzan las conclusiones extraídas por el Foro de Urbanismo e Infraestructuras del ciclo dedicado al sector turístico, recogidas ahora en un nuevo documento titulado ‘Vigo como destino turístico: estrategias e infraestructuras en el Área Metropolitana’. El documento, publicado dentro de la serie ‘Cuadernos para el Debate’, fue presentado esta mañana por el presidente del Círculo y el coordinador del FUI, Marcelino Otero y Xoán Ramón Carballo, respectivamente, ante los medios de comunicación.

Colaboración interadministrativa, poner en valor lo propio y articular una política aeroportuaria al servicio de la empresa y no de intereses localistas, son las principales reivindicaciones que formuló el sector durante las jornadas. El documento repara también en los efectos que la globalización ha tenido en el sector, por cuanto obliga a apostar por un nuevo modelo de negocio, capaz de atender un turista más exigente y que, cada vez en mayor porcentaje, reclama multidestinos y multiexperiencias, frente al turista tradicional que buscaba descanso y, generalmente, sol y playa.

Se abren, a juicio del FUI, grandes expectativas para una comunidad como la gallega y para un área metropolitana como la de Vigo, cuyo mensaje, sin embargo, ha de ser coordinado y conjunto. Debe apostarse por el nuevo tipo de turista, que quiere conocer mucho y se mueve mucho, por lo que las ciudades gallegas deben ser escaparates unas de las otras, sin renunciar a mostrar las esencias propias.

Coordinación

El turismo supone el 10 % del PIB gallego y probablemente está llamado a ejercer un papel locomotor en la economía española, al menos durante lo que se intuye será un periodo no corto de atonía. Fue el primer sector en entrar en crisis y, según los expertos, está siendo el primero en salir de ella. No obstante, se enfrenta a nuevos retos, derivados de los cambios que se han producido con respecto al modelo turístico tradicional.

Las nuevas tecnologías, la eclosión de Internet y los vuelos de bajo coste, el marketing y el perfil del turista moderno obligan a replantear el negocio turístico con una visión distinta.

En el Área Metropolitana de Vigo, media docena de organismos tiene competencias en esta materia, con iniciativas, proyectos, estrategias, productos o marcas propias y recursos. Y, “a pesar de tanto despliegue de organismos y medios, un 94 % de nuestros visitantes cree que el sector está mal promocionado”, repara el documento, “De cara al exterior, el foco es demasiado pequeño y hay demasiados focos, que terminan difuminado, hasta casi perderse, la imagen que se quiere transmitir”. Incluso dentro de la misma Área Metropolitana, es habitual que el propio sector desconozca las iniciativas de los distintos organismos.

Por otra parte, conscientes de que Galicia es un territorio relativamente pequeño, que debe adaptarse al nuevo modelo, el sector no ve con malos ojos la idea de aprovechar el tirón turístico de otras ciudades para atraer al viajero a la comunidad y ofrecerle, desde aquí, variedad de destinos. Así, Santiago (por el efecto ‘imán’ de la Catedral) “debería convertirse en el primer escaparate de la Galicia multidestino”, pero también A Coruña (Torre de Hércules), Lugo (Muralla) o Vigo (Islas Cíes) deben hacerlo.

“Se hace imprescindible disponer de una oferta amplia, capaz de atender la demanda y de competir en un mundo cada vez más globalizado en el que surgen continuamente nuevos destinos de interés. Y ello sólo es posible desde la coordinación de las administraciones”, subraya el FUI.

Política aeroportuaria

El fracaso de la política aeroportuaria podría llevar a propietarios de negocios turísticos del Área Metropolitana de Vigo a hacer de Oporto, cuyo aeropuerto ofrece más de medio centenar de destinos, base de recogida de turistas. Esta situación fue dada a conocer durante las jornadas, y “más que como una renuncia criticable por el abandono de la defensa de los aeropuertos gallegos, esta actitud no puede ser interpretada sino como una denuncia del sector contra la insensibilidad política, que los conduce a buscar alternativas posibles para garantizar la viabilidad de sus propios negocios”, recoge el documento. El sector reconoce que “preferiría Peinador, pero ‘andan a tortas’”. Estamos, pues, “ante un hecho que evidencia las negativas consecuencias de los enfrentamientos políticos y de las luchas localistas, que repercuten negativa y directamente en el sector privado”.

Sobre este aspecto, el FUI insiste en la unidad de acción y voluntad de coordinación, como una “exigencia irrenunciable”, así como en la necesidad de interconectar los tres aeropuertos gallegos.

El potencial de Vigo

El documento analiza también el potencial por descubrir y explotar en el Área Metropolitana de Vigo, y aporta algunas ideas esbozadas durante estas jornadas por ponentes y asistentes. Aunque no posee grandes hitos arquitectónicos reconocidos, Vigo puede, no obstante, optimizar sus propios recursos, incluso con pequeñas actuaciones que resalten su entorno privilegiado y su potente frente marítimo. En este sentido, el arquitecto Eduardo Leira, que participó como ponente, esbozó algunas ideas contenidas en el documento.

Del mismo modo, se recogen aportaciones de los asistentes, como la explotación del turismo industrial y de las historias que esconde la ría.

En todo caso, como recomendó Eduardo Leira: “Tenéis una ciudad espléndida; primero creéroslo, y luego vendedla al mundo”.