Fidelizar con tarjetas Black

Clicua

Ecosistema emprendedor, en CÍRCULO, Noticias

Fidelizar con tarjetas Black

16 ene 2017

Apoyándose en la tecnología, la empresa viguesa Clicua ofrece un servicio de marketing para comercios, basado en sorteos y promociones.

Una pyme gallega, nacida en Vigo, cuyo nuevo proyecto se basa en las Tarjetas Black. Suena a ficción pero es la realidad de la empresa viguesa Clicua, que ofrece un servicio de retail marketing para comercios, esto es, pautas publicitarias orientadas a fidelizar a sus clientes y a aumentar las ventas de sus productos.

¿Cómo funciona?

La mayoría de comercios tienen mucho tráfico en sus tiendas, tanto de clientes esporádicos que no volverán o lo harán en mucho tiempo, como de clientes habituales y de toda la vida. Clicua ha creado un servicio de marketing que trabaja con ambos, con toda persona que entre al local. Y lo hace basando su negocio en dos pilares: por un lado el factor tecnológico y, por otro, el comercial.

Su propuesta de marketing reside en un sistema alternativo a las típicas tarjetas de fidelización que ofrecen las grandes cadenas, ya que al final, al pequeño comercio le supone más gasto que beneficio y, además, apenas influyen en el cliente. En Clicua apuestan por un marketing diferente, basado en campañas dinámicas relacionadas con el juego: Desde sorteos entre los clientes que hayan ido al comercio, premiando así la visita; hasta premios por comprar uno u otro producto o por comprar determinada cantidad de un producto que tienen en promoción. Para algunos comercios está siendo una opción muy interesante en esos días considerados “negros” para la venta debido a la baja demanda.

Lo atractivo de esos juegos, es que logran mantener al cliente atento al comercio. Los negocios acaban creando un canal de comunicación con sus clientes para decirles qué probar, qué no se deben perder o qué de nuevo hay en la tienda desde la última vez que la visitó.

El otro pilar, el tecnológico, se sustenta en el uso de pantallas digitales en cada uno de los comercios Clicua. Estas pantallas presentan a sus clientes las nuevas promociones o campañas en las que pueden participar. A partir de ese momento con su tarjeta o la aplicación móvil de Clicua e interactuando con la pantalla del comercio, el usuario registra su visita y su compra, entrando automáticamente en la promoción que esté activa en ese momento y optando a premios de distinto tipo.

Además de la parte tecnológica, Clicua trabaja a modo de asesor, definiendo junto a los comercios sus objetivos y ofreciéndoles la mejor opción de promoción para su local, según quieran vender más, aumentar el número de visitas a la tienda o introducir un nuevo producto entre el público.

¿Cuándo nace?

Nacho Cabaleiro y Alberto Lázaro son los artífices de Clicua. Ambos, vigueses, comenzaron su andadura empresarial en sectores relacionados con el comercio, como el desarrollo de cadenas comerciales, el marketing digital y algún producto de software. Su idea era lograr acercar toda esa tecnología y experiencia al CRM (la administración basada en la relación con el cliente) y al punto de venta. Pensando cómo implementarlo se empieza a tejer la estructura de Clicua. En 2013 dan el pistoletazo de salida, después de un año dándole forma al proyecto.

Cuando empezaron a rodar, se dieron cuenta que el nivel de inversión era mayor que el que habían imaginado y se les iba de presupuesto, así que llamaron a la puerta de algunos foros de inversores. Pasaron por Xesgalicia, entraron en el programa Vindeira, del Clúster Tic Galicia, y por la Red de inversores del Círculo de Empresarios, Redinvest, logrando una financiación en dos partes que alcanzó los 250.000 euros. Además, contaron en la segunda etapa de financiación con la ayuda de Enisa (programa del Ministerio de Economía) a través de préstamos participativos.

El objetivo para el 2017 es cerrar contratos con nuevas cadenas con las que ya se encuentran en proceso de negociación.

Tarjetas Black

Clicua trabaja en la actualidad en un proyecto para gasolineras, que está teniendo gran aceptación entre el público. Se trata de las tarjetas black. Al ver que cada gasolinera tenía su propia tarjeta de puntos, ellos han optado por reunirlas a todas en una tarjeta única, la black. Aprovechando el tirón otorgado por las conocidas tarjetas de Caja Madrid, Clicua ha logrado sacar una sonrisa al cliente y convencer a las grandes marcas.

Al observar que las gasolineras actuales son mucho más que gasolina, con talleres de lavado, pequeños supermercados, etc. y que, sin embargo, todas las campañas publicitarias se dirigen a premiar el repostaje, las tarjetas black les ayudan a comunicarse con el cliente y fomentar así la venta de otros productos complementarios. En la actualidad cuentan con quince gasolineras de Pontevedra, entre las que se encuentran algunas de las grandes marcas. Además, trabajan con los gestores del software utilizado en estas gasolineras (las TPV) para poder ofrecerles un producto cada vez más completo. Esperan de este proyecto grandes hitos para la empresa.

Mejor cadenas de comercios

Aunque nació pensada para dirigirse al comercio individual, poco a poco Clicua se ha ido inclinando hacia las cadenas, viendo que el gasto y dedicación que supone un comercio individual no es factible. Las cadenas, con comercios distribuidos por distintos puntos de la ciudad o del país, son su mejor opción para el servicio de marketing que prestan, por el coste y la dedicación. Este sistema tampoco les limita, ya que ofrecen la opción de establecer una promoción para una única tienda, que quiere ofrecer una oferta especial; o una colectiva, para todas las tiendas que tiene la marca, lanzando una promoción conjunta.

En la actualidad trabajan con cadenas como Frutas Sol, La botica de los perfumes, Idea electrodoméstico o las papelerías Abecedario.

Una idea nacida en Vigo que, poco a poco, conquista a su paso a clientes y cadenas comerciales.

Clicua
Antía Fernández Lemos