Círculo alerta sobre los riesgos de la política tributaria de los PGE21

DSC_0073

El Círculo, Noticias

Círculo alerta sobre los riesgos de la política tributaria de los PGE21

05 nov 2020

Considera perentorio que las drásticas medidas frente a la COVID sean acompañadas por la puesta a disposición de recursos para las empresas

En lo que afecta a Galicia, lamenta que, una vez más, se reiteren partidas no ejecutadas en los últimos años

El incremento medio de las inversiones de los PGE en las comunidades mediterráneas alcanza el 50 %

Vigo, 4 de noviembre de 2020.- Los ingresos tributarios correspondientes a 2020 caerán una media del 7,6 %, según las previsiones del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE-2021), que especifican un descenso del 24,2 % en la recaudación del Impuesto de Sociedades, un 11,4 % en la del IVA y un 9,3 % en Impuestos Especiales.

Son porcentajes que, a juicio del Círculo de Empresarios de Galicia, se quedarán cortos, a la vista de la evolución de la pandemia provocada por la Covid-19. Dicha evolución pone en entredicho algunos de los argumentos utilizados en los PGE para justificar sus previsiones. Tanto es así que el texto prevé un ligero incremento del 0,6 % en la recaudación de IRPF, calculando un descenso del 2 % de la masa salarial, que ha sufrido “un brusco descenso en marzo y abril y progresiva recuperación posterior” (sic PGE21).

Círculo considera loable el objetivo del Gobierno de España de fijar como objetivo principal un “sistema tributario más justo y progresivo”, pero cree que las medidas propuestas no contribuirán a fortalecer el entramado empresarial español y no son más que un brindis al sol en un momento en el que la actividad económica corre riesgos serios de un nuevo y fuerte retroceso.

Plantear incremento de gravámenes a las grandes empresas (que suponen menos del 0,2 % del total de empresas españolas) no aliviará el desgaste de las arcas públicas pero, sin embargo, desalienta al sector empresarial a aumentar su tamaño. Del mismo modo, incrementar los tipos impositivos a rentas de más de 300.000 euros o a bases de ahorro de más de 200.000 euros no puede sino considerado como medidas populistas, con escasa repercusión en el erario público.

Círculo anima a revisar el proyecto de los PGE con el fin de buscar fórmulas que permitan recuperar la actividad económica y, con ello, los ingresos tributarios.

En este sentido, y ante la gravedad que nuevamente está cobrando la pandemia, apela a la necesidad de que las drásticas medidas que hayan de ser adoptadas vayan acompañadas por la puesta a disposición de las empresas de recursos que, al menos, les permitan sobrevivir, así como de una reducción de las cargas fiscales proporcional a las limitaciones que puedan establecerse.

No es de recibo que, mientras miles de empresas agonizan, se anuncien subidas de impuestos y surgimiento de otros. A juicio del Círculo, el momento actual exige definir claramente qué es lo importante y qué es lo urgente: ¿incrementar el erario público o dar oxígeno a las empresas, cuya actividad es la principal responsable de nuestro estado de bienestar?

Tal y como comentábamos en un comunicado anterior , urge un liderazgo nacional, sustentado sobre coliderazgos autonómicos, que afronte con rigor, seriedad y valentía la evolución de una pandemia que, lejos de remitir, seguirá haciendo estragos todavía durante las próximas semanas; y urge dejar de lado un baile de competencias, incomprensible para la ciudadanía, frente a un virus que no entiende de lindes territoriales.

 

      Inversiones de los PGE en Galicia

Por otra parte, Círculo no quiere dejar pasar la ocasión de manifestar su opinión sobre el reparto territorial de las inversiones previstas en los PGE 21.

Así, no deja de ser llamativo el esfuerzo inversor en las comunidades mediterráneas, donde el incremento medio ronda el 50 %, mientras en Galicia se reduce en un 11 %.

Difícilmente puede ser excusa para explicar estas diferencias el hecho de que se concluyan las obras de un servicio ferroviario de altas prestaciones que llegará a Galicia treinta años después del primer AVE de España (Madrid-Sevilla 1992).

Si bien es cierto que la inversión por habitante en Galicia es superior a la media (308 euros frente a 258), también lo es que varias de las partidas coinciden con otras fijadas en presupuestos anteriores, nunca ejecutadas. Sirvan de ejemplo la conexión ferroviaria Ourense-Lugo o la variante de Cerdedo, previstas en 2017 con una partida esta última de 17 millones de euros para el periodo 2017-2020.

 

 

admin
Administrador