APUNTES Y REFLEXIONES DE BANCA Y FINANZAS; Pasado, presente y futuro de nuestro sector bancario (II)

monedas

Columnistas, Opinión

APUNTES Y REFLEXIONES DE BANCA Y FINANZAS; Pasado, presente y futuro de nuestro sector bancario (II)

28 oct 2016

José Manuel Fernández
José Manuel Fernández

Lusco Corporate, S.L.

Cuando hacemos referencias al  pasado (historia) de nuestro sistema financiero, especialmente si nos centramos en la banca comercial (minorista), se hace necesario dejar constancia de la concurrencia de dos modelos de negocio  claramente diferenciados  en   su estrategia comercial; bancos (orientación al producto) y cajas (orientación al cliente).

 

No es un tema menor,  puesto  que  las cajas han desaparecido del mapa financiero y estamos en las puertas de la siguiente fase de la reestructuración bancaria. Una fase con, entre otros,  dos importantes efectos:

1) la  reducción  del número de competidores y

2) el cierre de oficinas, con la consiguiente pérdida de empleo y una grave consecuencia: el inicio del camino (retorno al pasado) hacia la exclusión financiera de muchos clientes.

 

Con estos antecedentes, introducimos una  primera reflexión para el debate. Si avanzamos, tal y como parece, hacia un modelo de “oligopolio bancario”, ¿ha tenido algún sentido, al menos en términos financieros,  el proceso de acoso y derribo que han sufrido las cajas de ahorro?

 

Permítanme varios apuntes para alimentar esta reflexión;

  • Las Cajas nacen en el siglo XVIII con un objetivo fundamental: luchar contra la usura. Desde su inicios, concentran su actividad en  prestar servicio y protección a la clases media y media baja. Es decir, a los  segmentos de clientela no atendidos por  los bancos.
  • Es ya bien en entrado el siglo XX cuando se eliminan las barreras normativas para que las cajas puedan competir en igualdad de condiciones  con los bancos, equiparando su oferta (porfolio)  de productos y servicios.
  • Con la liberalización de sus actividad, las cajas inician un proceso de crecimiento en negocio y resultados, que las lleva a conseguir un nivel de penetración (cuota de mercado) superior a los bancos.
  • Posiblemente, además de la calidad de servicio, es en la lucha contra la exclusión financiera donde encontramos una de las razones fundamentales y explicativas del éxito de las cajas, al  concentrar  su actividad en segmentos como los autónomos, los pensionistas, los emigrantes… Es decir, en segmentos que, en los albores  del  siglo XX,  seguían sin ser considerados como objetivo por sus competidores (bancos), bien por su  perfil de riesgo,  bien por  su baja/nula rentabilidad.  
  • Las Cajas estaban muy apegadas a su territorio natural y muy centradas en la cobertura de las necesidades de su zona de influencia, apoyando inversiones que difícilmente podrían ser financiadas por sus competidores. Su contribución al PIB regional, directa e indirectamente, las convirtieron en uno de los principales agentes económicos de sus Comunidades Autónomas.
  • En ausencia de propietarios, una parte muy importante de sus beneficios estaban destinados al dividendo social, a través de sus Fundaciones y Obra Social.

 

Introducimos en este punto una segunda reflexión. ¿Hay interés real,  hoy en día, dentro del sector privado de nuestra economía en hacer esta cobertura asistencial, social y cultural que estaba en el ADN  las Cajas de Ahorro?

 

No es un asunto menor y no sólo por el retorno  (dividendo social) de esta acción social y cultural de las cajas. Deben tener en cuenta que ;

 

  • La acción social de las cajas, centrada en su zona de influencia y en las necesidades no cubiertas por otros agentes económicos públicos y privados, pretendía el retorno social de sus beneficios; devolver a la sociedad la confianza que en ellas depositaban de sus clientes.
  • El destino de estos recursos ha ido evolucionando con el tiempo y adaptándose al desarrollo de nuestra sociedad. Entre otros, cabe destacar la promoción de vivienda social, las ayudas a asociaciones de vecinos, deportivas y culturales, el fomento del deporte base, la creación colegios y guarderías, clubes de jubilados, …..
  • En el plano cultural hay que mencionar su labor en la aportación al patrimonio cultural/histórico  a través del arte, recuperación de edificios históricos, colecciones de arte, publicaciones,…
  • Finalmente, es obligatorio destacar la generación de riqueza (aportación al PIB) de esta labor social, ampliamente documentada y contrastada, por dos vías fundamentales: el empleo directo necesario para desarrollar su actividad, y el empleo indirecto generado por la subcontratación de los servicios necesarios para la organización de eventos y actividades culturales.

 

Espero que puedan estar de acuerdo conmigo al afirmar que, hasta la historia reciente, en el pasado, el modelo de las cajas ha sido una historia de éxito, tanto a  financiera como  socialmente.

 

En la siguiente entrega nos acercaremos a los últimos años en la vida de las cajas y en las causas de su desaparición de. Un anticipo: ¿es posible que la causa principal de su muerte haya sido precisamente su éxito? ¿Qué errores han cometido? ¿Hay componentes no financieros que hayan influido en su caída?…

 

Ver artículo anterior: APUNTES Y REFLEXIONES DE BANCA Y FINANZAS; PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE NUESTRO SECTOR BANCARIO (I)