2016. Situación económica

cq5dam.web.1400.350.desktop

Economía, Opinión

2016. Situación económica

14 mar 2016

Marcelino Otero
Marcelino Otero

Economista

Percibir la situación económica y su evolución a corto-medio plazo marca el ritmo del día a día de las empresas y condiciona sus acciones, principalmente la asunción de nuevas obligaciones; por tanto, es  importante seguir los diferentes barómetros que diversas instituciones ponen a nuestra disposición. Destaca entre ellos el Barómetro de Empresas que la firma de auditoría DELOITTE pone a disposición, realizando previsiones semestrales. Trataré en este breve artículo de destacar las conclusiones más relevantes relativas al período del segundo semestre de 2015 y las expectativas para el primero de 2016

Todos los indicadores han experimentado incrementos y el estudio destaca el empleo y la inversión, que han mejorado sus resultados en relación al período anterior. En cuanto al indicador producción/facturación y la rentabilidad esperada, 2015 presenta un resultado que supera las expectativas, por lo que las correspondientes a 2016 son muy positivas. De forma similar ha sucedido con la rentabilidad, ya que las empresas encuestadas han confirmado mayoritariamente que han superado en más del  5% lo que esperaban obtener.

Con este panorama de resultados el escenario que se espera para este año es de estabilidad, indicando que las empresas apuestan por la prudencia en las obligaciones laborales y un optimismo razonable en cuanto a lo que esperan de rentabilidad y mantenimiento de inversiones.

En lo que se refiere al contexto de la economía española en general, el barómetro indica claramente un escenario optimista, algo menor que en otros paneles anteriores, pero significativo puesto que el 76% de los encuestados dice que espera que la economía española mejore, si bien es verdad que, cuando el análisis se refiere al ámbito sectorial en el que actúa la empresa, las expectativas disminuyen; no obstante, esto reitera el resultado histórico del barómetro.

Dado el peso del sector turístico en España, para comprender la confianza general en la economía es preciso pararse a ver qué pasa con este sector. Hay buenas noticias; como indicador macroeconómico, es el que mejor comportamiento ha experimentado en 2015 dado que “con un 99% de respuestas favorables, consideran que el impacto del turismo internacional en España es la variable que afecta de manera más positiva en la evolución económica”. Ha habido factores determinantes como la reducción del precio de los combustibles que ha ayudado al turismo, pero también ha sido la variable de mayor impacto en la economía española, obviamente dada la persistencia de la dependencia energética, si seguimos sin lograr el avance de las energías alternativas.

El contexto financiero en el que el acceso al crédito por parte de las empresas y los tipos de interés, también han ido configurando un escenario razonablemente favorable. El BCE ha mantenido el tipo de interés en el 0,05% confirmando la accesibilidad al crédito en coyuntura favorable. Por otra parte el tipo de cambio del dólar tiene una posición que permite a la empresa española exportadora consolidar su posición y prever mejor desarrollo de negocio.

La debilidad viene por el impacto de la política en la economía, por la incertidumbre que genera.